miércoles, 25 de mayo de 2022
Novedades

Se lanzó la novena edición del Concurso de Crecimiento de Cristales

Los investigadores del CONICET Sebastián Klinke y Diego Lamas invitan a todas las escuelas secundarias del país a participar de esta actividad.

El evento se llevó a cabo el pasado miércoles en el Auditorio Lectura Mundi de la Universidad Nacional de San Martín con una modalidad mixta donde dos de los organizadores del concurso, los investigadores Sebastián Klinke del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA, CONICET-Fundación Instituto Leloir) y Diego Lamas del Instituto de Tecnologías Emergentes y Ciencias Aplicadas (ITECA, CONICET-UNSAM) contaron la historia del concurso desde sus inicios y ahondaron en los conceptos básicos de la cristalografía. Ambos hicieron hincapié en la vuelta a la presencialidad del concurso luego de dos ediciones que se tuvieron que realizar de manera virtual. “Nuestra principal expectativa para esta novena edición del concurso es sin dudas poder retomar la senda de la presencialidad que tuvimos siempre hasta 2019”, explicó Klinke y agregó “Sabemos bien que estas actividades resultan mucho más provechosas y enriquecedoras cuando se hacen en persona”. El acto contó también con la presencia de las alumnas del Colegio Marianista de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que ganaron la edición 2021 por la realización de un bonsái con cristales de sulfato de cobre, el cual también fue exhibido en la ceremonia.
Las inscripciones estarán abiertas hasta el 15 de agosto. Créditos: Archivo VocAr.

 

 

La cristalografía está en todo lo que nos rodea: en el diseño de nuevos medicamentos y vacunas, en la mejora de la calidad de los alimentos y en el descubrimiento de nuevas propiedades de los materiales, entre otras aplicaciones. Sin ir más lejos, la determinación de la estructura del ADN, de la insulina y de otras moléculas complejas como el colesterol, la penicilina y la vitamina B12 se llevaron a cabo gracias a la cristalografía, que permitió, por ejemplo, que hoy en día exista la insulina artificial. “En abril de 1912 se hizo el primer experimento de cristalografía utilizando rayos X que sentó las bases para todos estos descubrimientos posteriores, durante estos 110 años que pasaron desde entonces, la cristalografía ha sido muy importante para el avance de la ciencia”, afirmó Lamas.

“Es muy importante introducir a los chicos a esta rama fascinante del conocimiento porque está involucrada de forma silenciosa en aspectos importantísimos de la vida cotidiana”, comentó Klinke que además es el actual presidente de la Asociación Argentina de Cristalografía (AACr). Desde sus inicios en 2014, el Concurso de Crecimiento de Cristales para Colegios Secundarios tiene como objetivo dar a conocer la importancia de la cristalografía a la sociedad y fomentar el estudio, trabajo sistemático, pensamiento racional y comunicación entre los más jóvenes. “Introducir a los estudiantes a la cristalografía sirve para vincularlos con la ciencia en general y motivarlos a que descubran que pueden observar los resultados de experimentos científicos realizados y pensados por ellos mismos”, contó Lamas, expresidente de la AACr y de la Asociación Latinoamericana de Cristalografía (LACA).

Bonsái con cristales de sulfato de cobre realizado por las ganadoras de la edición 2021 y exhibido en el evento.

 

En líneas generales, se trata de una actividad grupal en donde los alumnos, guiados por sus docentes, deben realizar una experiencia de crecimiento cristalino. Al igual que en años anteriores, se aceptarán trabajos en los que se hayan utilizado alguna de las siguientes sustancias para realizar monocristales o policristales: sacarosa (azúcar común), sulfato de cobre, cloruro de sodio (sal común), alumbre de potasio, fosfato diácido de potasio (KDP) o bórax. “Proponemos utilizar recipientes de vidrio como frascos de mermelada o de café y sustancias muy simples y solubles en agua como sal y azúcar trabajando con lo que uno tiene en casa sin necesidad de tener un laboratorio a disposición”, explicó Lamas. Sin embargo, para participar no es obligatorio realizar un experimento de crecimiento de cristales sino que también se aceptarán trabajos de investigación bibliográfica. Además, los investigadores alientan a los estudiantes a realizar experimentos que se relacionen con alguno de los tres años internacionales 2022: Año Internacional del Vidrio, Año Internacional de las Ciencias Básicas para el Desarrollo Sostenible y Año Internacional de la Mineralogía.

De izq a der: Policristal ganador de la edición 2021 en la categoría artística, policristal, policristal y monocristales realizados en ediciones anteriores. Créditos: Gentileza de los investigadores.

 

Lamas aprovechó a destacar la importancia de los Talleres de Capacitación Docente sobre Cristalografía y Crecimiento de Cristales que los organizadores brindan en apoyo al concurso: “De 2014 a 2019 hicimos alrededor de 40 talleres de capacitación docente al año en todo el país”, comentó. En todas las ediciones se realizaron recorriendo el país durante los meses de mayo y junio. Este año se brindarán talleres presenciales y virtuales a través de Facebook y Zoom.

Para más información, click aquí.

  • Inscripciones: hasta el 15 de agosto.
  • Talleres de Capacitación para docentes: mayo y junio en todo el país.
  • Periodo de envío de trabajos: del 1° de agosto al 20 de septiembre.
  • Anuncio de los ganadores: 30 de septiembre.
  • Jornada de finalistas: 31 de octubre.

Para inscribirse en los Talleres online de Capacitación, los docentes deben completar el siguiente formulario aquí.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad