miércoles, 01 de febrero de 2023
Novedades

Se estrenó institucionalmente la película del CONICET “Maelström 2001”

Es un largometraje que narra cómo un físico del Consejo reconstruyó la protesta social del 20/12/2001 ocurrida en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para determinar la responsabilidad de los asesinatos provocados durante la represión policial.

En el Auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3) el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) realizó el estreno institucional de “Maelström 2001”, un largometraje de la productora CONICET Documental de la Dirección de Relaciones Institucionales en conjunto con el equipo técnico del Programa Nacional de Ciencia y Justicia del Consejo. La apertura estuvo encabezada por la presidenta del Consejo, Ana Franchi, el investigador del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica, Rodolfo “Willy” Pregliasco y el director de la película, Juan Pollio.
Se estrenó institucionalmente la película “Maelström 2001”, un proyecto audiovisual del CONICET.

 

La presidenta del CONICET, Ana Franchi expresó: “Lo importante de la película es lo relacionado con la divulgación, hace casi 21 años ocurrieron los hechos y quizás las generaciones más jóvenes no han tenido contacto con estos hechos terribles que ocurrieron en un gobierno democrático. Entonces la posibilidad de poder proyectar esta película y que gente joven la vea es con la idea de no repetir estos hechos que nos costaron 39 muertes de compañeras y compañeros. Divulgar esto es fundamental”.

Además, Franchi destacó la participación de los científicos “Willy” Pregliasco y de Lucas Micheletti: “Su aporte ha sido importantísimo para poder tener esas pocas condenas y es ahí donde la ciencia y la tecnología aportan a temas que parecía que no importaban desde la ciencia, sin embargo diversos investigadores e investigadoras están trabajando desde el Programa Nacional de Ciencia y Justicia del CONICET temas relacionados con la justicia y lo hacen muy bien y esto es muy importante para la parte pericial y la formación de personal, la posibilidad de interactuar entre científicos y científicas de distintas disciplinas con los poderes judiciales y las fuerzas es fundamental. Claramente lo que muestra esto es que el CONICET tiene decidido que uno de sus pilares fundamentales es la defensa de los derechos humanos como una decisión de una institución nacional de ciencia y tecnología que tiene 64 años que a veces ha tenido participaciones complejas como mostramos el 24 de marzo donde casi no se investigó a las personas que habían sido asesinadas o desaparecidas en nuestro propio organismo, pero que ahora tiene una política que va hacia una defensa total de los derechos humanos. Una institución de ciencia y tecnología que no esté comprometida con la vida de la población no tiene sentido”.

Durante su intervención Pregliasco expresó: “Una vez presentado el trabajo en las audiencias públicas de la causa, viene la gente de CONICET Documental con la idea de hacer una producción. Discutimos que no se podía hacer un documental sobre lo que nosotros hicimos, porque lo que pasó el 20 es mucho más grande. Entonces, creo que se hizo una excelente interpretación, fueron más allá y sacaron un largometraje con un valor agregado artístico y testimonial. En la película muestran nuestro trabajo como investigadores el cual tiene que ver con recuperar la verdad de los hechos. La verdad no es una verdad objetiva, es una verdad que llama a ser interpretada, que interpela y llama a hacer una semiótica y este es el punto que obliga a interactuar con otra gente que surge de la interacción con el sistema judicial y con el resto de la sociedad”

Y agregó: “La película se articula por los familiares, de alguna manera es el ejercicio de la memoria lo que hace que el juicio sea posible y nosotros seamos convocados. Por otro lado, se articula con lo que viene haciendo el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que es el reclamo de justicia pero no solo desde el poder judicial, sino con la interpretación de los hechos y lo que nos queda a nosotros como sociedad de lo que pasó el 20 de diciembre de 2001″. Finalmente reflexionó: “Desde este lugar hablamos mucho de cómo articular la ciencia con la sociedad y se plantea de un lado al científico como sujeto que investiga y del otro lado a la sociedad. Yo creo que es hora de pensarlo de otra manera, que el científico sea también un sujeto social, que tengan el predicado de investigar, sí, pero que de alguna manera formen parte de una sociedad que construye memoria, investiga la verdad y pelea por la justicia”.

Por su parte, el director de la película, Juan Pollio expresó: “En nombre del CONICET Documental quiero agradecer al Consejo y al Programa Nacional de Ciencia y Justicia por habernos dado el privilegio de trabajar con estos materiales, de haber sostenido este proyecto que es muy importante, nuevo y diferentes y que llevó mucho tiempo desarrollar y en especial quiero agradecer a quienes dieron su testimonio y a los familiares de las víctimas”.

“Maelström 2001” plasma el proceso que realizó el investigador del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica, Rodolfo “Willy” Pregliasco, para reconstruir con imágenes de diversas fuentes —como fotografías de cronistas y videos de cámaras de seguridad de la Policía Federal, señales de televisión y documentalistas— las circunstancias en las que se produjeron cinco asesinatos y resultaron heridas varias personas durante la protesta social del 20 de diciembre de 2001 que tuvo lugar en la Ciudad de Buenos Aires.

De esta manera, inspirado en el cuento de Edgar Allan Poe “Un descenso al Maelström”, el físico creó el panóptico, un programa que ordena espacial y temporalmente el caos de imágenes producidas en esa jornada. Esta herramienta permitió, a lo largo del juicio, ubicar a las víctimas y testigos y relacionar las órdenes policiales transmitidas por radio para reconstruir lo acontecido.

Estuvieron presentes en el evento, autoridades e integrantes del CONICET, del Programa Nacional de Ciencia y Justicia, del Centro Cultural de la Ciencia, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Ministerio Público Fiscal, del Banco Nacional de Datos Genéticos, de la Agencia I+D+i, de la Fundación Innova-T, de organismos de Derechos Humanos, de Instituciones de Ciencia y Tecnología y de Defensa y Seguridad. También, del equipo de la productora CONICET Documental, comunidad científica, familiares de las víctimas de la represión, especialistas que realizaron el proceso de investigación, trabajadores y trabajadoras del Polo Científico y público en general.

El Programa Nacional de Ciencia y Justicia del Consejo ofrece las capacidades de investigación, equipamiento y capacitación en función de las necesidades específicas de las y los jueces, fiscales, defensoras y defensores. En este marco, la actividad se propone como una oportunidad para acceder, a través de una producción audiovisual, a los aportes que se realizan y que se podrían realizar desde el CONICET a la Justicia.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad