miércoles, 06 de julio de 2022
Novedades

Ojos para la pesca

La empresa rionegrina INVAP está diseñando un sistema para fiscalización de buques pesqueros mediante el uso de cámaras de video y reconocimiento automático de imágenes. La iniciativa, que surgió de un pedido de la Dirección Nacional de Control y Fiscalización Pesquera, ya se está instalando en un barco marplatense y próximamente se probaría en el buque de investigación Holmberg.

Por Matías Alonso

 

 

Agencia TSS – La tarea de fiscalización en los buques pesqueros suele ser muy difícil de realizar ya que las actividades siempre se realizan a mucha distancia de la costa y por períodos largos de tiempo. Las inspecciones revisan los buques en los muelle y en ciertos casos se pueden abordar buques en altamar, pero es una tarea que demanda mucho tiempo y tiene un costo alto, por lo que son pocos los buques que pueden ser revisados.

Desde la Dirección Nacional de Control y Fiscalización Pesquera se acudió a la empresa estatal rionegrina INVAP para que desarrollara un sistema que pudiese mejorar la fiscalización ya que el solo hecho de instalar cámaras en los buques generaría tanto material que sería imposible de revisar.

Desde INVAP se está desarrollando un sistema que será capaz de reconocer patrones en lo que están captando las cámaras para así solo grabar material en ciertos momentos y además poder enviar alertas en tiempo real al organismo de fiscalización. Esto permitiría también registrar eventos clave como el momento y lugar de despliegue de las redes y si se están usando aquellas con un tamaño de malla aprobado.

Este mes se instalaron las primeras cuatro cámaras en el buque pesquero de merluza y langostino “Mellino VI” de Mar del Plata para  hacer las primeras pruebas que determinarán la ubicación óptima de las cámaras y qué eventos puedan reconocerse.

La tarea de fiscalización en los buques pesqueros suele ser muy difícil de realizar ya que las actividades siempre se realizan a mucha distancia de la costa y por períodos largos de tiempo.

 

El proyecto está siendo ejecutado por Gustavo Cabrera, asesor de la Gerencia General de INVAP, quien dijo a TSS: “La información que se transmite al lugar de análisis tiene que ser mínima, entonces hay que dotar al sistema de una inteligencia para que haga cosas por sí solo”. Hoy el proyecto está en al etapa de conocimiento del área, por lo que se han llevado a cabo más de 20 reuniones con armadores, capitanes, inspectores, científicos y todos los involucrados en la actividad pesquera para detectar cuáles son los hitos que se deberían poder controlar con este sistema.

“Lo que empezamos a delinear después de todas esas entrevistas es ver cuáles son las actividades clave que hay que detectar. Hay que ver en qué momento inicia un lance de pesca y cuándo empieza la pesca propiamente dicha. También hay que ver en qué momento se empieza a sacar del agua la red. Todos esos momentos que se van detectando se puede sensar de distintas maneras. Una de las formas es procesando la información de las cámaras en forma automática, con inteligencia artificial. Si uno va grabando la información de las cámaras en una memoria temporal puede poner como variable que cuando se hunden los planchones de madera o metal, los portones que están agarrados al fondo de la red, puede saber que la red se hundió del todo. A partir de ese instante se podrían grabar tres minutos antes y siete después, y guardarlo. Además también podría emitir un alerta que diga ‘se hundieron los portones’ con latitud, longitud y hora, y se enviaría por mensaje a la dirección de pesca. El resto de la grabación de la cámara no interesa así que se borra”, explicó Cabrera.

En el mundo todavía no existe un estándar para generar este tipo de fiscalización y depende mucho de la regulación y las costumbres de pesca de cada país. “Es lógico que esto lo desarrolle una empresa de tecnología como INVAP. Nosotros no vamos a fabricar cámaras, sino que se van a usar cámaras apropiadas para el uso marino. Pero sí el sistema que usa equipamiento comercial. Lo más importante es desarrollar los algoritmos de reconocimiento de imágenes para que reconozcan las acciones y después viene la programación de gestión de las imágenes, los mensajes, la información, los datos de GPS, la integración y gestión de todo el proceso”, dijo Cabrera.

“Lo más importante es desarrollar los algoritmos de reconocimiento de imágenes para que reconozcan las acciones”, dice Cabrera.

 

Desde la dirección de pesca ofrecieron hacer pruebas en el buque de investigación pesquera y oceanográfica Holmberg, lo cual significará un importante avance en el desarrollo del sistema ya que se podrán pedir acciones como el lanzado y recogido de redes a pedido, hacerlo en diferentes horarios del día y probar las posibles trampas que se podrían hacer para evitar la fiscalización de las cámaras, algo que no se le puede pedir a un buque comercial durante su faena.

Se espera que el sistema sea lo más independiente posible de los sistemas del barco para evitar toda la posible complejidad y el ingreso de ruidos electrónicos. Cabrera explicó “Estamos viendo si solo usamos cámaras o algún otro sensor que indique si está empezando a funcionar cada aparato y dispare alguno de los eventos. Tenemos que tener en cuenta que el sistema tiene que tener la mínima interacción con equipos propios del barco, lo único que queremos tomar es energía. Hay muchos equipos con distintas funcionalidades, pero si querés poner un cable para medir cosas puede haber interferencias y aparecen errores. Este tiene que ser un equipo de vigilancia que está afuera, que no comparte cableado ni nada con el resto del buque”.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad