martes, 27 de septiembre de 2022
Novedades

El CONICET, presente una vez más en la megamuestra científico tecnológica EDUCATEC

Se incrementaron diez millones en los últimos cinco años y una de cada cuatro víctimas es niña o niño. Los detalles del informe difundido por la OIT.

Publicado en Agencia de Noticias UNQ

Por Nicolás Retamar

https://agencia.unq.edu.ar/?p=7219

13/09/2022

 

 

 

Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que entre 2017 y 2021 hubo 50 millones de personas en situación de esclavitud moderna. Este concepto se sostiene de dos elementos principales: el trabajo forzoso y el matrimonio forzoso. Así, mientras que 28 millones de personas realizaron labores forzadas, 22 millones sufrieron matrimonios forzados. Esto es posible gracias a amenazas, violencias, engaños, abusos de poder u otras formas de coacción donde los individuos se ven envueltos en situaciones que no pueden abandonar ni rechazar. Lejos de disminuir, la cifra de esclavos aumentó 10 millones en los últimos cinco años.

Personas adultas recolectan tomate y un niño los transporta sobre su hombro. Créditos: Reporte Alternativo.

 

 

 

El director general de la OIT, Guy Rider, sostuvo en redes sociales que “nada puede justificar la persistencia de este abuso fundamental de los derechos humanos. Los gobiernos, las organizaciones de empleadores, los sindicatos y la sociedad civil deben unirse para ayudar al fin de la esclavitud moderna”.

 

Trabajo forzado

En la región de Asia y el Pacífico se encuentra más de la mitad de las personas en situación de trabajo forzoso (15.1 millones). Sin embargo, las cifras cambian rotundamente si el análisis se realiza en proporción a la población existente. Desde esta perspectiva, el número es más elevado en la región de los Estados Árabes, donde 53 de cada 10 mil personas soportan esta calamidad.

En este marco, más de la mitad del trabajo forzoso se presenta en países de ingresos altos o medianos altos y se concentra en la economía privada. Los cinco sectores que aglutinan la mayor parte son los servicios, la industria manufacturera, la construcción, la agricultura y el trabajo doméstico.

 

Matrimonio forzado

No hay ninguna región del mundo libre de matrimonio forzoso. Casi dos tercios de todos los casos –más de 14 millones– se registran en Asia y el Pacífico. Sin embargo, si se toma en cuenta la proporción de la población, la prevalencia también es mayor en los Estados Árabes.

Tres de cada cinco personas que viven en condiciones de matrimonio forzoso lo hacen en países de ingresos medianos bajos y los miembros de la familia son los principales responsables de la gran mayoría de uniones por la fuerza. Aunque la violencia física y sexual representa el 19 por ciento de los casos de matrimonio, en su mayoría las personas que se encuentran en esta situación sufren violencia psicológica y/o simbólica.

 

Infancias y explotación sexual

Una de cada cuatro víctimas de la esclavitud moderna es un niño o niña. Más de tres millones son víctimas de trabajo forzoso y representan el 12 por ciento de todas las personas en esta situación. Como los datos obtenidos son limitados, la cifra real podría ser mucho mayor.

Según estimaciones de la OIT, hubo 6.3 millones de personas en situación de explotación sexual comercial forzosa y más de la mitad de los niños y niñas víctimas de trabajo forzoso estuvieron involucrados en esta actividad.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU en 2015 impulsan el fin de la esclavitud global para 2030. No obstante, la precarización laboral, la migración forzada y la pobreza extrema hicieron que, lejos de disminuir, la esclavitud moderna aumente 10 millones en cinco años.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad