lunes, 06 de diciembre de 2021
Novedades

Filmus: “Mi objetivo es dejar instalada una política de Estado”

En un encuentro con la Red Argentina de Periodismo Científico, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación habló sobre cómo se está debatiendo el diseño del Plan 2030 y el objetivo de convertirlo en ley para garantizar la continuidad en las políticas del sector. También se refirió a la necesidad de una ciencia más federal, al atraso salarial de los investigadores y a los desarrollos locales de vacunas.

Por Bruno Massare

 

 

Agencia TSS – “No podemos tener políticas de ciencia y tecnología a cuatro años, coyunturales en función de los gobiernos de turno o los calendarios electorales, es algo que no se acepta más”, sostuvo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCYT), Daniel Filmus, durante una reunión con periodistas de la Red Argentina de Periodismo Científico (RADPC) en el Polo Científico del barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires.

Filmus, que lleva cerca de un mes y medio de gestión al frente del MINCYT, tras la renuncia de Roberto Salvarezza –hoy al frente de Y-TEC– posterior a las PASO, justificó de esta manera la necesidad de darle carácter de ley al Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030, del que ya existe un documento preliminar y cuyos lineamientos se debatieron el lunes pasado en una jornada en el Centro Cultural Kirchner, con la presencia del presidente Alberto Fernández.

“Nos parece muy importante que la Argentina vuelva a tener un plan de mediano y largo plazo en ciencia y tecnología. Tenemos que tener una cierta mirada, en la orientación, sobre en qué invertir y buscar resultados. Mi objetivo es dejar instalada una política de estado”, dijo el titular del MINCYT. Y agregó: “Mi voluntad, y no quiere decir que eso ocurra, es que el presidente presente el plan en marzo de 2022 y anuncie que lo va a enviar al Congreso de la Nación para que sea ley. Habrá que hacer un debate amplio en las comisiones y un esfuerzo enorme para que las líneas estratégicas sean consensuadas con todas las fuerzas políticas”.

“Nos parece muy importante que la Argentina vuelva a tener un plan de mediano y largo plazo en ciencia y tecnología. Tenemos que tener cierta mirada, en la orientación, sobre en qué invertir y buscar resultados”, dijo Filmus.

 

La llegada de Filmus al MINCYT no es del todo sorpresiva: sociólogo, investigador del CONICET, ex senador y excandidato en dos oportunidades a jefe de Gobierno en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue ministro de Educación, Ciencia y Tecnología entre los años 2003 y 2007 y, durante la campaña presidencial de 2015, el entonces candidato oficialista a presidente, Daniel Scioli, lo eligió como su referente para el área. Durante el Gobierno de Cambiemos formó parte del grupo CYTA –del que también formaba parte Salvarezza, junto a otros científicos y tecnólogos–, crítico del desfinanciamiento del sistema científico-tecnológico que se produjo durante la gestión liderada por Mauricio Macri.

Durante la rueda de prensa con la RADPC, el titular del MINCYT dijo que su gestión es una continuidad de la iniciada por Salvarezza –al punto que permaneció la mayor parte del equipo de gestión– y que la apertura a un mayor debate sobre el Plan 2030 obedece a que “las universidades querían opinar más y las provincias también, el Consejo Económico y Social quería participar y había cámaras empresariales que especialmente pidieron hacerlo. También nos parecía que faltaba una mirada regional, más allá de lo provincial, en lo científico-tecnológico”.

El Plan 2030 se apoyará también en dos leyes, las de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Ley 27.614) –que establece un aumento progresivo de la inversión que tendrá que ser del 0,31% del PBI en 2022– y la de Economía del Conocimiento (Ley 27.560), que ofrece reducciones impositivas para las actividades de alto valor agregado en servicios basados en el conocimiento. “Hay en danza otras tres o cuatro leyes más de las cuales surgirían fondos específicos para ciencia y tecnología. Por ejemplo, está el proyecto de movilidad sustentable y ahí está la creación de una agencia que va a presidir nuestro ministerio, con lo cual podríamos sumar recursos importantes”, dijo Filmus.

Con respecto a los proyectos de vacunas que actualmente llevan adelante investigadores argentinos, el titular del MINCYT dijo que se está haciendo un seguimiento de las cuatro iniciativas que está financiando el Gobierno y que podrían avanzar a las fases clínicas el año que viene. Y aclaró que “hay que avanzar en los mecanismos de control y aprobación, no solo acá sino en el extranjero, porque nadie está pensando en una vacuna que tenga solo autorización de la ANMAT. Es un esfuerzo enorme que está haciendo cada uno de los proyectos”. También anticipó que, en las próximas semanas, se va a crear un área específica relacionada con el desarrollo de vacunas –más alla de las específicas para la COVID-19– entre el MINCYT y los ministerios de Salud y Desarrollo Productivo.

“Por ley, tenemos que ir hacia a una política más federal en ciencia y tecnología”, dijo el titular del MINCYT.

 

“Lo primero que debemos hacer es articular las agendas, no podemos utilizar mal los recursos, tenemos que ser un ministerio articulador. La segunda articulación importante es entre Nación y provincias. Por ley, tenemos que ir hacia a una política más federal en ciencia y tecnología, ya que tenemos una idea de un país que tiene que cambiar la matriz de producción y exportación. Eso implica, en buena medida, poder agregar valor a los productos primarios allí donde están. Hoy tenemos al 85% de los investigadores concentrados en cuatro jurisdicciones: Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires. Y los recursos están todavía más concentrados. El tercer nivel de articulación es que a los recursos públicos hay que sumarle los privados: queremos llegar al 1% del PBI en ciencia y para eso hay que traccionar la inversión privada. Y el cuarto nivel de articulación es entre la investigación académica y la transferencia tecnológica”, sostuvo el ministro.

De los 24.000 millones de pesos asignados al MINCYT para el año que viene (parte de los 187.944 millones de pesos que recibirá el conjunto de organismos del sistema nacional de ciencia y tecnología en el año 2022 según figura en el Presupuesto Nacional), 13.000 millones estarán enfocados en el desarrollo científico, tecnológico y productivo de las provincias, un reparto que comenzará a definirse a partir de la semana próxima en la reunión del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT).

La relevancia de las ciencias sociales como herramienta para enfrentar problemáticas como la pobreza, la seguridad y la educación, la problemática ambiental como variable transversal a todas las políticas que lleve a cabo el MINCYT y la creación de un nuevo programa para la igualdad en género fueron mencionados por Filmus como otros ejes que tendrá su gestión. Y reconoció que los salarios de los investigadores todavía están por debajo de los niveles de 2015: “Hemos podido anunciar el aumento del 10% por encima de las paritarias como medida de jerarquización para los investigadores del CONICET. Hay coincidencia con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y con el presidente de la Nación, en que en este sector debe recuperar lo que se perdió entre 2015 y 2019, que fue enorme. En becas todavía debemos estar un 15% abajo y, en salarios, un 20% abajo, con respecto a 2015”.

Filmus también anticipó que próximamente presentarán los resultados de una nueva encuesta de percepción social sobre ciencia y tecnología, un relevamiento que no se realizaba desde el año 2015 y en el que se refleja la valoración que tiene la sociedad acerca de la importancia de la ciencia y el trabajo de los científicos, entre otros aspectos. “La ciencia no es cosa de los científicos, es una herramienta enorme para mejorar la calidad de vida de la gente”, dijo el ministro.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad