martes, 09 de agosto de 2022
Medioambiente

Economía circular en el sector plásticos

En el marco del proyecto «Infraestructura de la calidad para la economía circular en América Latina y el Caribe», ejecutado por la Organización de Estados Americanos (OEA), el Sistema Interamericano de Metrología (SIM) y la agencia de cooperación de Alemania (PTB), y coordinado por el INTI, se llevó adelante un encuentro virtual. El objetivo de la actividad fue promover vínculos entre los actores involucrados en la economía circular del sector y dar a conocer experiencias de gestión exitosas a nivel nacional.

El modo lineal de producción sigue un patrón de tomar-hacer-desechar que ya no es compatible con el desarrollo sostenible. Dados los desafíos que plantea la crisis climática mundial y la reactivación económica tras superar la pandemia de COVID-19, es necesario un replanteo fundamental.

Gobiernos de América Latina y el Caribe ven la economía circular como un modelo económico alternativo. Una economía circular es un sistema económico que usa un enfoque sistémico para mantener un flujo circular de recursos, mediante la regeneración, retención y agregado de valor, mientras que contribuye al desarrollo sustentable (ISO 59.004: Circular Economy – Terminology, Principles and Framework for Implementation). Un sistema circular es restaurador o regenerativo por intención y diseño. Reemplaza el concepto de «fin de vida» por “fin de uso”, pensando que los productos pueden volver a ciclar por varios usos durante su vida útil. Permite transicionar hacia el uso de energías renovables. Elimina el uso de productos químicos tóxicos, que impiden la reutilización y el reciclado. Y tiene como objetivo eliminar los desechos a través del diseño inteligente de materiales, productos y sistemas.

Diferentes países y organismos internacionales se encuentran trabajando en la implementación de planes, programas y proyectos para la transición hacia una economía circular; como es el caso de organizaciones de la infraestructura de la calidad. En este contexto, las organizaciones QICA (Infraestructura de Calidad de las Américas), COPANT (Comisión Panamericana de Normas Técnicas, IAAC (Inter-American Acreditation Cooperation) y SIM (Sistema interamericano de Metrología), van a aprovechar sus competencias técnicas en metrología, estandarización, acreditación y evaluación de la conformidad para alcanzar una economía circular. La cooperación alemana para el desarrollo apoya este objetivo con un programa implementado conjuntamente por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Physikalisch-Technische Bundesanstalt (PTB), organismo alemán de metrología.

Este programa se denomina “Infraestructura de Calidad para la Economía Circular en América Latina y el Caribe» y está enfocado en tres sectores industriales que tienen un gran impacto ambiental y en los que se puede comenzar una transición hacia la economía circular: agroalimentarios, construcción y plásticos. El Programa busca brindar herramientas y metodologías sobre cómo aumentar prácticamente el uso de servicios de QI (Infraestructura de la Calidad) para el desarrollo de la economía circular en la región de Latinoamérica y el Caribe y las formas de involucrarse también a través de proyectos nacionales.

Dentro del Programa, las organizaciones de la infraestructura de la calidad proponen una serie de seminarios y talleres. En ellos se invita a representantes de la infraestructura de calidad y actores involucrados en la economía circular, incluidos referentes de gobiernos, cámaras empresarias, industrias y organizaciones de consumidores a fin de fortalecer los vínculos existentes y aunar esfuerzos en pos de una economía circular. Se busca que los participantes obtengan conocimientos innovadores sobre los conceptos de infraestructura de calidad y economía circular y sus interrelaciones; que ayuden a fortalecer la implementación de herramientas de medición que permitan la trazabilidad de recursos; y que se generen vínculos para lograr una transición sustentable hacia la economía circular.

En el marco de estos eventos, esta semana se realizó en el país el seminario “Fortalecimiento de la Economía Circular en el sector Plásticos, con experiencias desde Argentina” con el involucramiento de IRAM (organismo de Normalización Nacional), el OAA (Organismo Argentino de Acreditación) y la coordinación del INTI. Participaron de la actividad 224 personas del país y de la región representantes del sector gobierno (36%), la academia (22%), la industria (15%) y otros actores que se encuentran trabajando para lograr la transición hacia una economía circular en el sector de plásticos.

El programa del seminario argentino incluyó una charla a cargo de IRAM sobre normalización; experiencias en el sector plásticos desde Ecoplas; el sello bioproducto argentino, por la Comisión Nacional Asesora de Biomateriales del Ministerio de Agroindustria; y desde el INTI se presentaron ponencias sobre economía circular e infraestructura de la calidad, certificación de industrias recicladoras y bioplásticos.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad