jueves, 25 de febrero de 2021
Novedades

63 años: cumpleaños en tiempos de pandemia

El organismo científico renueva su compromiso con la promoción de la investigación argentina en medio de la emergencia sanitaria por coronavirus.

El 5 de febrero de 1958 se creó el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en Argentina. 63 años después, cumplimos un nuevo aniversario atravesados por la pandemia surgida por la COVID-19. Este contexto tan atípico nos encuentra, hoy más que nunca, comprometidos y consolidados en la senda de la promoción de la investigación científica.

Desde su creación, el CONICET se constituyó como la institución emblema de la ciencia nacional, y su calidad se incrementa año tras año: durante 2020, en medio de la pandemia, alcanzó la primera posición del Ranking SCImago dentro de los organismos de gobierno de Latinoamérica dedicados a la investigación.

El CONICET se compone por más de 11 mil investigadores e investigadoras, más de 11 mil becarios y becarias de doctorado y postdoctorado, más de 2.700 integrantes de la Carrera de Personal de Apoyo a la Investigación y el Desarrollo y más de 1.300 administrativos y administrativas. Todos ellos y ellas se adaptaron en tiempo récord al nuevo contexto de pandemia y doblegaron esfuerzos para llevar adelante infinidad de proyectos, investigaciones y desarrollos, con el objetivo de mitigar el impacto del virus SARS-CoV-2.

Trabajaron distribuidos a lo largo del país en cada uno de los dieciseis Centros Científico Tecnológicos, los once Centros de Investigaciones y Transferencia, el Centro de Investigación Multidisciplinario y los más de trescientos Institutos que conforman el CONICET junto a  universidades nacionales y otras instituciones.

En el último año, el organismo impulsó exitosas iniciativas que permitieron hacerle frente a la pandemia desde todas las disciplinas del conocimiento: desde las Ciencias Sociales y Humanidades, las Ciencias Exactas y Naturales, las Ciencias Biológicas y de la Salud, las Ciencias Agrarias, Ingeniería y de Materiales, y la Tecnología.

Algunas de las iniciativas surgidas en este contexto fueron: el test serológico que determina la respuesta inmunológica de una persona frente al coronavirus -desarrollado en solo 45 días-; el súper barbijo creado con telas tratadas con activos antivirales, bactericidas y fungicidas; un método rápido y portátil de diagnóstico molecular con tecnología CRISPR; kits de detección rápida que, a partir de una muestra respiratoria y en menos de dos horas, permiten saber si una persona está infectada. También se desarrollaron posibles terapéuticas, como el suero equino hiperinmune anti-COVID-19, y la aplicación potencial del spray nasal de carragenina. Se confeccionaron prototipos de mascarillas y respiradores; se constituyó la red internacional que elaboró el protocolo de emergencia para utilizar plasma de pacientes recuperados; y se realizaron mediciones del impacto social y psicológico del aislamiento, y acciones para mitigar la infodemia y las fake news sobre la pandemia.

En este año atípico, asimismo, el CONICET duplicó los ingresos al organismo, y aumentó en un 60 por ciento los montos de sus becas doctorales y posdoctorales. También posibilitó la extensión extraordinaria de todas las becas internas que debían finalizar el 31 de marzo y de las becas externas de investigadores e investigadoras afectadas por la pandemia durante su estadía en el exterior. Se financiaron obras por 319 millones, que beneficiaron a una treintena de Unidades Ejecutoras, y se gestionaron los más de 600 pedidos de subsidios extraordinarios. Se prorrogaron los plazos para garantizar el inicio de las becas internas doctorales y postdoctorales otorgadas en el marco de la convocatoria 2019, y en forma virtual, se trataron los recursos de reconsideración y se dieron de alta 3800 becas. Cabe destacar que se cumplió, en tiempo y forma, con todas las convocatorias habituales, tanto de becas como de informes CIC y CPA, entre otras. Y se incorporaron diecinueve Empresas de Base y se proveyeron más de 340 Servicios Tecnológicos, cumpliendo con todos los protocolos correspondientes.

La presidente del Consejo, la doctora Ana Franchi expresó: “la imprevista situación mundial que se vivió durante el año pasado por causa de la pandemia,  nos obligó a redefinir prioridades en todos los niveles, y nuestro organismo estuvo a la altura de ese desafío. En este nuevo aniversario, el CONICET renueva su compromiso con la promoción de la investigación científica, y mantiene intacto su principal objetivo: dar respuestas a  las principales demandas de la sociedad argentina”.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad