viernes, 01 de julio de 2022
Novedades

El CONICET presente en la celebración de los 35 años del Banco Nacional de Datos Genéticos

Se realizó una jornada en el Centro Cultural de la Ciencia donde participaron reconocidos científicos y científicas que colaboran con el trabajo del Banco.

En el Centro Cultural de la Ciencia (C3), se conmemoraron los 35 años del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG). El evento, que se dividió en tres conversatorios, contó con la participación de autoridades del BNDG, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), de otros organismos nacionales y de reconocidos científicos y científicas que colaboran con el trabajo del Banco. Por parte del CONICET, en el primer conversatorio participaron el vicepresidente de Asuntos Científicos del Consejo, Mario Pecheny, el director electo por la Gran Área de Ciencias Biológicas y de la Salud, Alberto Kornblihtt y la socióloga e historiadora feminista del CONICET, Dora Barrancos.

De la apertura participaron el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; la Subsecretaria de Protección y Enlace Internacional en Derechos Humanos, Andrea Viviana Pochak; y la Directora del Banco Nacional de Datos Genéticos, Mariana Herrera Piñero.

Panel “La articulación entre el rol de la ciencia y el Estado”. CONICET Fotografía / Verónica Tello.

 

Durante la apertura, Filmus dijo que este nuevo aniversario del Banco Nacional de Datos Genéticos “nos invita a celebrar, a recordar y a comprometernos. Estamos también aquí para celebrar las decisiones que se tomaron en el retorno de la democracia que no se tomaron en todos los países que recuperaron la democracia. Fue el Dr. Alfonsín quien tomó la decisión de la creación del BNDG y de respaldar la lucha de las Abuelas y de las Madres que tan valientemente obligaron a tener presente, tanto en dictadura como en democracia, la necesidad de que haya memoria, verdad y justicia”.

A su turno, la Dra. Herrera Piñero manifestó: “Hace 45 años que un grupo de mujeres se separó de la ronda de las Madres de Plaza de Mayo preguntándose por el destino de las niñas y niños que habían sido secuestrados o habían nacido en cautiverio. Hace 45 años que las Abuelas patearon el tablero de la historia porque se preguntaron si su sangre podría servir para identificar a sus nietas y nietos. Quienes son genetistas forenses saben la complejidad que significa esa pregunta”. Y afirmó: “Esta es la ciencia revolucionaria que lideraron las Abuelas, esta fue la gran revolución científica que sucedió en la Argentina cuando no había otros lugares en el mundo en donde se hablara de una búsqueda tan compleja como la que tenía en sus manos el Banco”.

El primer panel, llamado “La articulación entre el rol de la ciencia y el Estado”, contó con las exposiciones de Dora Barrancos, asesora del Presidente de la Nación; las autoridades del CONICET, Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt; y Mariana Herrera Piñero. Dicho panel estuvo moderado por la periodista científica, Nora Bär.

Durante su intervención, Pecheny hizo un repaso por diferentes temáticas científicas e investigativas relacionadas con el aporte de evidencias para la implementación de políticas públicas y para el argumento del debate público; habló de desafíos en la relación a la ciencia y el Estado. “Hay mucho que ya se sabe y no hace falta mostrar más evidencia pero sí debemos problematizar la noción de evidencia que utilizamos, lo digo en particular desde mi lugar como investigador en humanidades. Las evidencias deben proveer de solidez y apoyarse de las ciencias para lograrlo”. Y añadió: “Hay que replantear los tiempos de la ciencia porque son, por así decir, de décadas, los tiempos de las políticas públicas son de años, en cambio en estos tiempos de pandemia eran de minutos. Entonces, ¿cómo hacer para poder hacer conmensurables esas distintas temporalidades?”

Para finalizar comentó: “Hay que hablar de ciencia, sociedad civil y movimientos sociales para que desde el trabajo científico se puedan realizar los reclamos basados en evidencia, al propio Estado”; además hizo énfasis en involucrar a todas las actividades científicas y públicas con los Derechos Humanos: “Este paraguas de los Derecho Humanos siempre debe estar presente a la hora pensar cualquier acción política”.

A su turno, Kornblihtt hizo un repaso de los avances científicos que permitieron lograr el “índice de abuelidad” y remarcó la importancia de encontrar la relación entre los nietos y nietas de las Abuelas de Plaza de Mayo y las abuelas y su familia biológica “La razón por la cual hay que encontrarlo es porque es producto de un delito social, entonces la necesidad de conocer la verdad es de la sociedad”. Y por último, manifestó la emoción que le hace el trabajo realizado por la dirección del Banco, en cabeza de Piñero “es una fiel heredera de esa escuela, de esa tradición dejada por el científico e investigador Leonardo Satz y de uno de los catalizadores de la introducción de métodos de ADN forense, Daniel Corach”.

Para finalizar el conversatorio Dora Barrancos aseguró que: “El BNDG emerge de una enorme tragedia que tiene una vertebración de condición femenina inexorable: las abuelas buscando la identidad, golpeando puertas por el mundo, golpeando las puertas de la ciencia, este es uno de los principios que sabemos que hace fundamentación social de la propia ciencia”. Y añadió: “Desde luego no dejo de pensar que la ciencia se inmoviliza desde adentro,como decía Bachelard, la ciencia tiene su propio experimento cuando es sorda, ciega y muda a desafíos de la ciencia”.

Luego de la presentación del video institucional, coproducido por CONICET Documental, productora del Consejo y TECtv, fue el momento del segundo conversatorio, titulado “El recorrido que llevó a la creación del Banco Nacional de Datos Genéticos”. En él participaron la Abuela de Plaza de Mayo, Buscarita Roa; las nietas restituidas Astrid Patiño y Claudia Poblete; y el médico genetista Víctor Penchaszadeh, uno de los creadores del “Índice de abuelidad”. Dicho panel estuvo moderado por la investigadora del CONICET, Soledad Gori.

Para ver el video, haga click aquí.

Finalmente, se presentó el libro conmemorativo de los 35 años del BNDG: “Ciencia x la Identidad. Historia viva del Banco Nacional de Datos Genéticos”, una reedición de la memoria escrita de la institución que busca homenajear a aquellas personas que forman y formaron parte del organismo. En el conversatorio participaron la Diputada de la Ciudad, Victoria Montenegro; el investigador del CONICET, Diego Golombek; la Coordinadora del Área de Memoria, Verdad y Justicia de la Dirección Derechos Humanos de Cancillería, Josefina Nacif y el Subdirector Administrativo del BNDG, Carlos Galassi,. Luego se sumó la Directora del BNDG, Mariana Herrera Piñero.

Para cerrar el evento, se presentaron Andrea Villamayor y Alejandro Viola, que llevaron a cabo dos monólogos del espectáculo “Idénticos” de Teatro x la Identidad.

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad