jueves, 18 de abril de 2019
Novedades

Una patente del CONICET fue reconocida por el 1er Concurso de Inventos Patentados PROSUR

La distinción fue para un microviscosímetro capilar creado por los investigadores Hernán Pastoriza y Nadim Morhell.

 La Gerencia de Vinculación Tecnológica  del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET) fue invitada a la ceremonia de premiación del 1er Concurso de Inventos Patentados 2018 PROSUR, organizado por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI).

El evento tiene por objetivo avanzar de manera conjunta y de manera regional hacia el desarrollo del sistema de patentes, en el contexto de las actividades de innovación de América Latina y el Caribe. Además, destaca el rol de la mujer inventora, en el marco de políticas públicas que promueven la igualdad de oportunidades y contribuyen al crecimiento económico, cultural y social.

Foto: Gentileza INPI

 

En la oportunidad se distinguieron tres patentes nacionales. El primer premio fue para un desarrollo capaz de neutralizar a diferentes variantes del Rotavirus, patente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en la que participaron la investigadora Gisela Marcoppido, del Instituto de Patobiología Veterinaria (IPVET, CONICET- INTA), Gladys Parreño y Andres Wigdorovitz, ambos investigadores del Instituto de Virología e Innovaciones Tecnológicas (IVIT, CONICET-INTA).

En tanto el segundo premio fue para un dispositivo facilitador de partos, cuya titularidad e invención es del argentino Jorge Odón.

Una patente del CONICET y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) logró una distinción por haber quedado seleccionada en tercer lugar. Es el microviscosímetro capilarcreado por el investigador Hernán Pastoriza y el becario Nadim Morhell. Este desarrollo permite medir la viscosidad de la sangre en bebés de manera rápida y sencilla, un aspecto clave en la prevención de enfermedades cardiovasculares, como también en la detección de complicaciones de la salud como puede ser la muerte del tejido intestinal, insuficiencia renal y convulsiones.

“El microviscosímetro ya tiene varios reconocimientos en su haber. En el año 2014 ganó un fondo EMPRETECNO que la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica otorga a través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC). Con esos fondos los investigadores crearon la empresa de base tecnológica MZP que brinda soluciones innovadoras basadas en micro y nanotecnología para aplicaciones en biomedicina”, señala Franco Puccio, responsable del área Salud, Alimentos y Biotecnología de la Gerencia de Vinculación Tecnológica del Consejo.

Cabe destacar que entre los criterios de evaluación del concurso se tuvo en cuenta el potencial para la generación de beneficios sociales, el impacto ambiental, la generación de beneficios económicos, el potencial de internacionalización y el enfoque de género. Argentina, al igual que los países que integran PROSUR, presentó las mencionadas tres candidaturas de patentes de invención concedidas hasta cinco años antes de la fecha del concurso, las cuales fueron seleccionadas por las Oficinas Nacionales de la Propiedad Intelectual-ONAPI, y analizadas por un jurado de instituciones internacionales como ABIPIR/IFIA, Instituto Max Planck, Marca Sur y Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

Sobre PROSUR

En la última década, la Propiedad Industrial (PI) se ha transformado en un tema dominante en la agenda política y económica de todos los países del mundo por su relevancia en el comercio internacional. Las oficinas de PI de los países de Latinoamérica no están ajenas a esta realidad y decidieron cooperar para promover el desarrollo en esta materia en la región. Es así como en 2010 surge una propuesta conjunta como solución regional en materia de marcas, patentes de invención, modelos de utilidad, dibujos y diseños industriales, denominada “Sistema de Cooperación sobre aspectos de información operacional y de Propiedad Industrial-PROSUR”. Originalmente conformado por las oficinas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, hoy PROSUR ha sumado a las oficinas de Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, siendo 13 países latinoamericanos. A través del intercambio de datos y de sistemas de información, esta propuesta permite aumentar la eficiencia y calidad en los procesos de las diferentes Oficinas de Propiedad Industrial de Latinoamérica.


Conozca más sobre las oportunidades de transferencia tecnológica que brinda el CONICET. Escríbanos a vinculacion@conicet.gov.ar

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad