viernes, 22 de septiembre de 2017
Novedades

Un paso más para evitar accidentes en medios de transporte por cable

El INTI implementó una metodología que permite evaluar la seguridad de estas instalaciones, que en Argentina suman 170 y se concentran principalmente en centros de esquí. Además, es referente técnico del sector en Latinoamérica.

Aerosillas, teleféricos, metros y trenes son solo algunos ejemplos que se pueden mencionar a la hora de hablar de transportes de personas por cable. Argentina es el país de Latinoamérica con mayor desarrollo en este ámbito, con más de 170 instalaciones en centros de montaña, destinados netamente a actividades recreativas y deportivas —ligadas en su mayoría a centros de esquí—.

Si bien hay provincias (como Mendoza) que aplican una legislación para regular la actividad de los transportes por cable, no existe una normativa nacional. En este sentido, el INTI está trabajando en la elaboración de un proyecto de ley para su implementación en todo el territorio.

 

Con el pasar de los años, este tipo de transporte se convirtió en una alternativa que se expandió en América Latina —especialmente en Colombia, Bolivia, Venezuela y Brasil— como medio urbano ecológico, económico y sostenible. Para garantizar su seguridad, el INTI impulsó técnicas de ensayos necesarias para su estudio y realizó manuales sobre la temática, que hasta el momento no existían en la región.

Las acciones preventivas permiten evitar accidentes en los transportes por cables, que suelen ocasionarse principalmente como consecuencia de fallas vinculadas a la fatiga de los materiales. Ignacio Talatinian, INTI-Mecánica

Una de las mediciones más importantes es la determinación de la vida útil del cable (elemento principal), que se realiza mediante la detección de la pérdida de sección metálica por medio de bobinas o sensores de flujo magnético disperso y se interpreta a través de un gráfico. Para su análisis, especialistas del Laboratorio de Medios de Transporte por Cable del Centro de Mecánica del INTI trabajaron en la generación de un catálogo de fallas que sirve como referencia.

“La principal complejidad de este tipo de ensayo es poder realizar una correcta interpretación de los resultados, con el fin de cuantificarlos y traducirlos a un valor que permita establecer la vida útil restante del cable según los parámetros que especifican las normas. Para ello es importante contar con el catálogo de fallas, con herramientas y métodos específicos, y con operadores experimentados”, agrega Talatinian.

Junto con este desarrollo, el Laboratorio continua su fortalecimiento como referente técnico del sector en Latinoamérica, participando ininterrumpidamente desde el año 2010 en las reuniones anuales del Bureau Internacional de Autoridades Técnicas de Control de Transporte por Cable (ITTAB), y de los seminarios y congresos de la Organización Internacional del Transporte por Cable (OITAF), en donde además cuenta con un referente especializado en la inspección de cables de acero.

Este trabajo se suma a las actividades que viene implementando el INTI desde su creación, que este año se cumplen 60 años, con el fin de garantizar la seguridad pública.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad