martes, 15 de octubre de 2019
Novedades

Reino Unido, pionero en autorizar la edición genética de embriones

El Reino Unido se ha convertido en el primer país occidental en autorizar la edición o manipulación de genes de embriones humanos. La Autoridad de Fertilización Humana y Embrilogía (HFEA, según sus siglas en inglés) ha dado su aprobación a la investigadora Kathy Niakan, del Francis Crick Institute de Londres, con la condición de que la manipulación sea exclusivamente con fines de investigación y que los embriones no se implanten a mujeres en tratamientos de fertilización.

La doctora Kathy Niakan alega que la finalidad de su investigación será “comprender mejor los genes que necesita un embrión humano para convertirse en un bebé saludable“. Niakan podrá trabajar con los embriones descartados por las clínicas de reproducción solo durante los siete primeros días tras la fecundación. Esta investigadora está especializada en el estudio de los blastocistos, los embriones desarrollados durante la primera semana de gestación y que contienen entre 200 y 300 células, organizadas ya para “papeles” específicos. La mitad de la fertlizaciones in vitro no superan por lo general esta fase. Su finalidad, asegura, será intentar comprender las causas de la baja probabilidad de éxito de la fecundación in vitro, ya que de cada 100 ovocitos fecundados, menos de 13 logran desarrollarse más allá de los tres meses. La investigadora británica asegura que su meta es la mejora de los tratamientos de fertilización y no la “mejora genética” de los embriones.

Los embriones serán donados por los pacientes que han dado su consentimiento a utilizar en experimentación los excedentes tras un tratamiento FIV. El trabajo analizará los primeros siete días de desarrollo de un óvulo fertilizado (desde una sola célula hasta su división en alrededor de 250 células). Los resultados obtenidos serán definitivos para comprender cómo se desarrolla un embrión humano saludable. Para los expertos, este conocimiento puede mejorar el desarrollo del embrión después de la fecundación in vitro (FIV) y podría ofrecer mejores tratamientos clínicos para la infertilidad, utilizando incluso métodos convencionales. Según la pionera regulación de la HFEA, los embriones serán donados por los pacientes que han dado su consentimiento a utilizar en experimentación los excedentes tras un tratamiento FIV.

Paul Nurse, director del Instituto Francos Crick, ha manifestado su alegría tras la aprobación de la institución: “Estoy encantado de que la HFEA haya aprobado la solicitud. La investigación de Niakan mejorará nuestra comprensión de las tasas de éxito de la FIV, a través del estudio de la etapa más temprana del desarrollo humano, es decir de uno a siete días”. Además de esta primera aprobación, la investigación en edición genética necesita también ganar el consentimiento ético. Sujeto a dicha aceptación, el programa de investigación comenzará en los próximos meses.

Este sería el segundo grupo en el mundo autorizado para la edición genética de embriones. El primero fue un centro chino que publicó sus resultados en una pequeña revista Protein & Cell, en abril de 2015. Los investigadores, en aquella ocasión, utilizaron 86 embriones humanos para comprobar si podían modificar el gen HBB, cuya mutación es responsable de la enfermedad beta-talasemia. El estudio fue condenado inmediatamente por investigadores estadounidenses, que argumentaron que esa práctica es “peligrosa, prematura y suscita cuestiones éticas” como que abre la puerta los ‘bebés de diseño’. No obstante, para minimizar la controversia ética, los investigadores chinos utilizaron embriones que no eran viables.

Ahora, el estudio aprobado en Reino Unido, que también ha recibido el visto bueno de un comité ético, incluirá el uso de hasta 30 embriones en los que se intentará trabajar en tres genes. “Creemos que nuestra investigación podría mejorar la comprensión de los primeros estadios de la vida humana”, señalaba Niakan. “Si comprendemos mejor los genes, podríamos realmente ayudar a mejorar los tratamientos de la infertilidad y ofrecer luz sobre las causas de los abortos”.

Un portavoz de HFEA ha declarado que “la autorización del Comité ha aprobado una solicitud de la doctora Kathy Niakan del Instituto Francis Crick para renovar su licencia de investigación de su laboratorio para incluir la edición de embriones. El Comité ha añadido una condición para esta licencia y es que la investigación haya recibido la aprobación de un comité ético“.

En este proceso de edición genética, se utilizará la nueva técnica desarrollada para tal fin, denominada CRISPR, que es capaz de cortar y pegar trozos del ADN.  El primer gen que este equipo ha planificado modificar es el OCT4, que en ratones parece crucial para el desarrollo del feto. Sin embargo, el temor de algunos científicos es que esta técnica abra la puerta a cambiar de manera irreversible la especie humana.

 

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad