miércoles, 13 de diciembre de 2017
Novedades

Proyecto que lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico gana el Premio Gran Innova 2017

Fernando Goldbaum, investigador del CONICET, cofundador y director científico de Inmunova participa del desarrollo que busca un tratamiento seguro contra el SUH.

Samsung Innova es un certamen que premia a los mejores emprendimientos del país vinculados con la tecnología, la innovación y que generan impacto positivo en la sociedad. Inmunova ganó el Premio Innova Mind por la Categoría Ciencia Y Tecnología y el Premio Gran Innova 2017 por su desarrollo de un tratamiento evitar el desarrollo del Síndrome Urémico Hemólitico. El proyecto de Inmunova fue elegido entre 21 trabajos finalistas.
Equipo de INMUNOVA. Foto: gentileza INMUNOVA

 

Integrado entre otros por Linus Spatz, y Fernando Goldbaum, Vanesa Zylberman y Yanina Hiriart, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el equipo ganador que consta de 15 integrantes, fue beneficiado con un premio de 200.000 pesos en la categoría Ciencia y Tecnología, y otro de 200.000 pesos correspondiente al premio Gran Innova, el máximo reconocimiento que otorga la empresa coreana.

Inmunova es una spin-off del laboratorio que dirige Goldbaum como investigador del Consejo en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA, CONICET- Fundacion Instituto Leloir). A mediados de 2016, Inmunova trasladó sus instalaciones al Campus Miguelete de la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM), donde fue alojada en el edificio de la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN).

El premio fue otorgado por el desarrollo de la plataforma IMC para el desarrollo de vacunas, y su aplicación para la generación de un tratamiento para el Sindrome Uremico Hemolitico (SUH). El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad muy grave relacionada con la ingesta de alimentos contaminados con la bacteria Escherichia coli productora de toxina Shiga (STEC), que puede estar presente en la carne, el agua, las frutas y verduras o en la leche sin pasteurizar.

En Argentina hay aproximadamente 5.000 infecciones por STEC diagnosticadas por año. De estas 5.000 personas infectadas, aproximadamente un 10% desarrollará SUH. Argentina presenta la mayor tasa de incidencia mundial de esta enfermedad, registrándose 8,5 casos por cada 100.000 niños menores de 5 años. Este síndrome, que afecta también a adultos, es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños; puede causar la muerte o dejar secuelas para toda la vida como insuficiencia renal crónica, hipertensión arterial y alteraciones neurológicas. Uno de los mayores desafíos para solucionar el problema, es desarrollar un tratamiento seguro, y que tenga capacidad de neutralizar la actividad de la toxina Shiga (Stx) para bloquear la aparición del SUH en pacientes infectados con STEC.

“El premio es un gran impulso para nuestro proyecto. Nos permite visibilizar el mismo ante la sociedad para lograr el apoyo que necesitamos para tamaño desafío.

Queremos agradecer el apoyo recibido todos estos años de parte del CONICET, del Ministerio de Ciencia; Tecnología e Innovación Productiva, de la ANPCyT y del Ministerio de Salud de la Nación. Además, agradecemos la colaboración con el grupo dirigido por la Dra. Marina Palermo de la Academia Nacional de Medicina“, dice Goldbaum, quien también se desempeña como director del Centro de Rediseño e Ingeniería de Proteínas de la UNSaM.

El jurado estuvo integrado por Gino Tubaro, Santiago Bilinkis, Sebastián Campanario, Diego Golombek, Rebeca Hwang, Silvia Torres Carbonell, Julia Converti, y los directivos de Samsung: Sang Jik Lee, Luis Palmier y Bruno Drobeta.

Acerca del proyecto

La principal tecnología de Inmunova es una plataforma patentada, llamada IMC® (Immuno Multi Carrier), que permite el diseño de inmunomoduladores recombinantes de última generación. Cabe destacar que Inmunova tiene un contrato de licencia y desarrollo con el CONICET en varias patentes. El gran valor de la plataforma reside en su capacidad para ser decorada con antígenos de interés con el fin de obtener una fuerte respuesta inmune humoral y celular contra ellos. Teniendo en cuenta las ventajas de IMC® y la capacidad potencial de la subunidad B de Stx (StxB) para inducir anticuerpos que previenen la toxicidad de Stx, diseñamos un nuevo inmunógeno insertando StxB en la plataforma IMC®. La quimera resultante (IMC®-Stx) demostró, en ratones, una fuerte capacidad para inducir la respuesta inmune humoral en forma duradera. Los ratones inmunizados con esta quimera fueron completamente protegidos contra la toxicidad producida por la Stx y ésta generó la inducción de anticuerpos con alta capacidad de neutralización para Stx y sus variantes. Más aún, otros experimentos demostraron que los anticuerpos anti-StxB neutralizantes, al ser transmitidos a través de inmunidad pasiva a otros ratones, los protegían contra un desafío con Stx.

Teniendo en cuenta esto resultados, Inmunova desarrolló un medicamento biológico innovador con potencial de transformarse en el primer tratamiento para evitar la progresión a SUH, ante una infección intestinal con Escherichia Coli productora de toxina Shiga. El medicamento actúa neutralizando la toxina en circulación, que es la responsable del desarrollo del síndrome.

El producto es un antisuero, similar al que se utiliza como tratamiento contra el veneno de serpientes y alacranes o contra la toxina tetánica. Los antisueros tienen la ventaja de ser de amplio espectro por lo que reconocen y neutralizan las distintas variantes de la toxina Shiga. Inmunova finalizó exitosamente los ensayos preclínicos del producto y comenzará, en Diciembre de 2017, un ensayo clínico Fase I para demostrar la seguridad del producto.

Dicho proyecto ha sido incorporado por la entidad regulatoria en Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), al “Programa para Apoyo a la Innovación en Medicamentos y Productos para la Salud” por tratarse de un medicamento para una enfermedad huérfana y de gran importancia para la salud pública de nuestro país.

El estudio clínico Fase II está planificado para iniciarse, mediando la aprobación de la ANMAT, en la segunda mitad de 2018.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad