martes, 25 de septiembre de 2018
Novedades

Para manejarlo con las manos

Estudiantes de la UTN desarrollaron un vehículo eléctrico de tres ruedas que puede ser utilizado por personas con discapacidad en sus miembros inferiores. Alcanza los 60 kilómetros por hora, está preparado para la circulación urbana y sus creadores aspiran a que sea una opción a modelos importados.

Por Vanina Lombardi

 

Agencia TSS – Exodia es el nombre con el que el cuatro estudiantes de Ingeniería Industrial de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) bautizaron a un moto vehículo eléctrico de tres ruedas, capaz de ser conducido por personas con discapacidad en sus miembros inferiores.  “Vimos que en la calle hay requerimientos que no se estaban cumpliendo, como la estabilidad y la inversión que requiere un vehículo que no requiera el uso de las piernas. Si alguien quiere un vehículo estable necesita comprar un auto, en el que hay que gastar a partir de los 200.000 pesos”, le dijo a TSS Mauro Currao, que participó en el desarrollo del Exodia durante todo el año pasado junto con sus compañeros Guido Barreyro, Rodrigo Clausell y Sebastián Melina.

El prototipo diseñado por lo estudiantes formó parte de la materia Proyecto final, con la cual tres de ellos se graduaron. “Comenzamos con el chasis de un cuatriciclo abandonado –donado por el padre de uno de ellos, que tiene una agencia de motos–. El primer paso fue adaptarlo a tres ruedas y, a partir de ahí, hicimos muchas modificaciones: tuvimos que ir a diferentes lugares para hacer distintos tipos de galvanizados. También fuimos a escuelas técnicas y a empresas que conocíamos, para poder realizar soldaduras específicas, para algunos tratamientos y para poder pintarlo”, recuerda el flamante ingeniero. Y explica el por qué de las tres ruedas: “Si lo hacíamos con cuatro era lo mismo que un cuatriciclo y no podía circular en la vía pública. Por ese motivo lo hicimos de tres ruedas, dos adelante y una atrás, adonde también está la tracción”.

Además de buscar estabilidad y accesibilidad, como la intención de los desarrolladores era lograr un vehículo apto para ser conducido por personas con discapacidad en los miembros inferiores, incluyeron en el diseño y el prototipo comandos especialmente pensados para ser controlados con las manos.

El prototipo fue presentado en la UTN, alcanza los 60 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 60 kilómetros.

 

 

“Otro objetivo era que fuera eléctrico, para disminuir la contaminación fósil y sonora, y porque cada vez habrá menos vehículos con motores de combustión”, dijo Currao. Así fue como en el diseño incluyeron un motor adaptado que se acopla directamente a la rueda trasera. Sin embargo, en el prototipo que presentaron en la UTN lo reemplazaron por un motor eléctrico con transmisión por correa, ya que el motor pensado para el diseño final debía ser importado y contaban con tiempo limitado.

Exodia cuenta con espacio para trasladar a dos personas, a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora, con una autonomía de 60 kilómetros. Cuenta con una batería que puede ser recargada enchufando el vehículo a un tomacorriente habitual, del mismo modo en que se carga un teléfono celular o cualquier otro dispositivo electrónico. “También estamos trabajando en otro modelo, en el que se pueda sacar la batería para cargarla en cualquier lugar y mientras tanto utilizar otra para seguir andando”, agregó.

Actualmente, el grupo continúa trabajando en el desarrollo de este proyecto y piensan que podría ser una alternativa en el mercado local a otros vehículos importados. Deben hacerlo en su tiempo libre, ya que todos trabajan en empresas privadas y uno de ellos todavía está terminando de rendir sus últimas materias antes de graduarse. Durante esta etapa también están abocados a que el prototipo cumpla con la normativa de seguridad vigente y a conocer más en profundidad los aspectos legales vinculados con la circulación de vehículos eléctricos. “Hubo muchos cambios entre el año pasado y el actual: antes no se podía circular en la calle con un moto vehículo eléctrico, ya que no había una especificación en la norma para poder patentarlo, pero a partir de este año sí se los incluye”, explicó Currao, en referencia al decreto 32/2018, que modifica el decreto reglamentario de la ley de tránsito 24.449, del año 1995.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad