miércoles, 18 de septiembre de 2019
Novedades

La última y más intensa lluvia de estrellas del año

Ayer a la noche su pudo disfrutar de la última y más intensa lluvia de estrellas de 2015. Una linda forma de despedir el año.

Esta lluvia de estrella se conoce con las Gemínidas,  nombre que  responde al lugar donde chocan los meteoros con la atmósfera: la constelación de Géminis y pudo verse desde diferentes partes del mundo. Cada uno o dos minutos pasó una estrella fugaz.

Producida por el rastro del asteroide 3200 Phaethon, cada año llegan fieles a su cita las Gemínidas, la mejor lluvia de meteoros del año, donde es muy probable que varias decenas de estrellas fugaces nos sorprendan cada hora. Y este año, la noche acompañará.

Esta lluvia es considerada como la mejor que deja el año ya que el cuerpo progenitor de la misma un asteroide y no un cometa como viene siendo habitual. El asteroide, llamado 3200 Phaethon tiene un periodo anual, lo que indica que cada año renueva su anillo de despojos que la Tierra atraviesa entre los días 4 y 17 de diciembre, siendo el 14 cuando mayor densidad adquiere. Por lo tanto, es seguro que los despojos, llamados meteoroides, estuvieron presentes.

También es interesante el hecho de que sea un asteroide, porque la densidad de estos meteroides que deja a su paso es mayor que en otras lluvias, y así el brillo de los meteoros fue más intenso debido a la mayor materia presente en la entrada atmosférica. La velocidad a la que entran, unos 35 Km/h, es de las más lentas, por lo que se pudo disfrutar más tiempo de los trazos que nos ofrecen.

 

Además la mejor forma de observar este espectáculo de la astronomía fue sencilla: a simple vista, sin telescopios ni prismáticos.  Solo se necesitó mirar a cualquier parte del cielo.  Sin embargo, dos factores que incidieron fueron la contaminación lumínica, por lo que se recomendó alejarse de las luces de las calles o de las casas, y las condiciones climáticas, que pudieron perjudicar el espectáculo.

En zonas rurales de nuestro país pudo verse “a ojo desnudo” alrededor de 30 meteoros por hora, especialmente entre la 1 y las 4 de la madrugada. En las ciudades, debido a la excesiva iluminación, la cifra fue de 10 por hora. Especialmente en este caso, se recomendó buscar un lugar a cielo abierto y sin luces, como la terraza, y mirar hacia la parte Norte del cielo.

 

 

 

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad