martes, 11 de diciembre de 2018
Medioambiente

La agricultura periurbana produce alimentos y genera empleo

Para poner en valor el trabajo que se realiza a diario en la región Metropolitana de Buenos Aires, los Consejos Locales Asesores (CLA) del INTA AMBA organizan la Semana de la Visibilización de la Agricultura Periurbana. Habrá ferias, charlas, capacitaciones, exposiciones y culmina el 15 de septiembre.

Con una gran concurrencia, comenzó la Semana de la Agricultura Periurbana que se realiza hasta el sábado 15 de septiembre en todo el AMBA. La primera jornada se desarrolló en el corazón de la tradicional “Feria del Productor al consumidor”, que se realiza mensualmente en la Facultad de Agronomía de la UBA (Universidad de Buenos Aires). Allí, Gustavo Tito –director de la Estación Experimental del INTA en el AMBA–, acompañado por Mariana Moricz del INTA Avellaneda, agradeció a la Facultad la posibilidad de realizar la inauguración es un espacio que describió como simbólico.

“Esta feria es muy simbólica para nosotros porque se da en el campo de una universidad nacional”, comentó Tito quien destacó esta iniciativa que se contagió en otras universidades nacionales donde también se realizan ferias de productores periurbanos familiares. “Esto muestra la gran hermandad entre comunidad universitaria y la agricultura periurbana”, indicó.

Con el objetivo de fomentar el encuentro entre agricultores y consumidores, el Consejo Local Asesor del INTA AMBA organiza la Semana de Visibilización de la Agricultura Periurbana con un amplio programa y múltiples actividades en todos los territorios del Área Metropolitana de Buenos Aires: La Plata, Luján, Marcos Paz, Moreno, San Martín, San Vicente, Campana, Avellaneda e Ituzaingó. Habrá ferias, charlas, capacitaciones, exposiciones, encuentro de productores, mesas de debate y promotores de distintos territorios.

En este sentido, Tito expresó que “el objetivo de esta Semana es poner en valor y mostrar el trabajo de nuestros productores periurbanos para que los alimentos lleguen a la mesa de las familias, sin perder de vista que son una fuente de empleo, y que ayudan a consolidar el mercado interno”.

Pablo Rush, secretario de extensión de la Facultad y miembro del Consejo Local Asesor (CLA) del INTA AMBA, resaltó el rol de la feria como espacio de comercialización, pero también como lugar de discusión sobre cómo se producen los alimentos, quién los produce y quién los consume.

“Con el INTA AMBA trabajamos muy bien y creemos que hay una enorme potencialidad de desarrollar líneas de acción conjunta”, señaló Rush y agregó: “Estamos generando contenidos y un modelo de acción territorial que involucra la docencia, la extensión, la investigación y la comercialización todos apuntados a brindar soluciones a los problemas productivos del sector”.

El Área Metropolitana de Buenos Aires aporta, según la temporada, hasta un 90 % de las verduras de hoja a la ciudad de Buenos Aires y un alto porcentaje (hasta el 50 %) para el interior del país.

Aportes de la agricultura periurbana

Con casi 15 millones de habitantes, 1,8 millón de hectáreas y el 40 % del PBI, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es una de las regiones más numerosas y populosas de la Argentina. Allí, la agricultura periurbana aporta, según la temporada, hasta un 90 % de las verduras de hoja a la ciudad de Buenos Aires y un alto porcentaje (hasta el 50 %) para el interior del país.

En esa gran región que rodea a la ciudad de Buenos Aires, otra de las actividades importantes que se desarrolla es la floricultura, estimándose una superficie total en cultivo de 2.500 hectáreas y alrededor de 1.800 establecimientos en actividad.

“Las especialidades más importantes del sistema son el cultivo de flores y follaje para corte, plantas en maceta (florales de estación y plantas de interior), y de plantas y arbustos con fines ornamentales. En esta área metropolitana se contabilizan 979 productores, donde aproximadamente el 60 % se dedica a flores cortadas y un 30 % a ornamentales en maceta”, expresó Roberto Fernández del INTA La Plata, integrante del Clúster Florícola del AMBA y San Pedro. Esta producción involucra a pequeños productores familiares y genera un elevado nivel de ocupación de mano de obra en forma directa e indirecta.

Otra de las actividades importantes del AMBA es la floricultura. Se estima una superficie total en cultivo de 2.500 hectáreas y alrededor de 1.800 establecimientos en actividad.

En la presentación de esta Semana, Tito enumeró que las actividades productivas en el AMBA incluyen: cerdos, miel y los derivados de la colmena, flores y plantas ornamentales, aves y huevos, conejos, mimbre, frutillas, tambo y sus derivados, entre otras.

En este contexto, el INTA AMBA brinda asesoramiento técnico para lograr la comercialización de excedentes de producción en ferias de la economía regional o impulsar emprendimientos productivos con agregado de valor. “También se acompaña a todos aquellos productores que agregan valor a sus producciones”, aseguró Tito quien resaltó que “en cada feria se pueden encontrar mieles, dulces y conservas, vinos, quesos, muzzarella y artesanías en mimbre. Solo en San Vicente se producen el 100 mil kilogramos mensuales de muzzarella”.

Un relevamiento, en el que intervino el INTA AMBA, realizado sobre 65 establecimientos productivos destaca que llegan a producir en promedio unos 300 litros diarios de leche, transformados mayormente en masa y en menor medida queso o vendidos bajo la forma de leche fluida. El conjunto logra un promedio diario de masa de 33 kilogramos, 13 kilogramos de queso y más de 290 litros de leche.

Tito: “En cada feria se pueden encontrar mieles, dulces y conservas, vinos, quesos, muzzarella y artesanías en mimbre”.

Por otra parte, es de gran importancia la autoproducción de alimentos mediante huertas familiares, comunitarias y escolares. El programa ProHuerta, una política pública del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (MDSN) y del INTA es pilar de trabajo y producción en áreas urbanas y periurbanas.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires, más de 300 promotores registrados y activos acompañan a huerteros familiares para que produzcan sus propias hortalizas y frutas frescas, y fundamentalmente sanas. Actualmente hay más de 35 mil huertas.

Producir las propias verduras brinda la posibilidad de ahorrar dinero: “Una huerta familiar de 50 metros cuadrados (NdR: a precios de principios de agosto de 2018), con una productividad media, permite generar verduras que se traducen en un ahorro equivalente de 625 por mes: alrededor de 7.500 pesos anuales”, estimó Francisco Pescio, Asistente Regional del INTA AMBA.

La Semana de Visibilización de la Agricultura Periurbana tiene como objetivo mostrar el trabajo que realizan productores urbanos y periurbanos.

Por todo esto la Semana de Visibilización de la Agricultura Periurbana tiene como objetivo mostrar el trabajo que realizan productores urbanos y periurbanos con el acompañamiento de la Estación Experimental Agropecuaria AMBA del INTA.

La propuesta de los consejeros, productores, huerteros y técnicos consiste en difundir y dar a conocer la importancia de las actividades que se llevan a cabo y mostrar el impacto que tienen en la alimentación y en la vida cotidiana de las personas.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad