jueves, 18 de abril de 2019
Medioambiente

Investigadores del CONICET participaron del Plan Nacional de Conservación de Primates

Organizado en conjunto con la Secretaría de Ambiente de la Nación, se realizó en Corrientes un taller para definir acciones conjuntas de protección.

Investigadores del CONICET lideraron el taller participativo para el Plan Nacional de Conservación de Primates de Argentina que se realizó en la ciudad de Corrientes. La actividad, que es organizada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la Asociación de Primatología Argentina (APRIMA), se realizó del 19 al 22 de marzo e incluyó cuatro jornadas de trabajo, en las que se definieron estrategias conjuntas entre distintos sectores.

Además de los primatólogos que desarrollan sus líneas de estudio en distintas Unidades Ejecutoras del CONICET, del encuentro participaron representantes de organismos del estado nacional, así como también de dependencias de las provincias de CorrientesChacoMisionesFormosa, además de diferentes asociaciones no gubernamentales. La actividad fue declarada de interés legislativo por la Cámara de Senadores de Corrientes.

Foto: CCT CONICET Nordeste.

 

Durante las cuatro jornadas de trabajo, los participantes sentaron las bases para la elaboración de un documento que tendrá alcance nacional y que definirá las estrategias necesarias para conservar los primates no humanos y los bosques que habitan en el país. “Fue un encuentro inédito para estas especies y confiamos en que los resultados se traducirán en un plan que, de cumplirse efectivamente por todas las partes involucradas, permitirá conservar a los monos”, destacó el investigador independiente del CONICET en la Estación Biológica Corrientes, Martín Kowalewski.

En Argentina habitan cinco especies de primates no humanos y todas se encuentran bajo alguna categoría de amenaza, con poblaciones locales en declive, según la reciente clasificación de mamíferos que se realizó a nivel nacional. El mono aullador rojo (Alouatta guariba clamitans) es el más comprometido y se considera amenazado, mientras que el carayá (Alouatta caraya), el mirikiná (Aotus azarae), el caí negro (Sapajus nigritus) y el caí de las yungas (Sapajus cay), se encuentran en estado vulnerable.

Las principales amenazas a las que se enfrentan estos animales son la destrucción de su hábitat debido al cambio en el uso de la tierra, el comercio ilegal y el resurgimiento de la fiebre amarilla, entre otras enfermedades. El plan diseñado para Argentina sigue los lineamientos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

“Estos planes han tenido excelentes resultados en países como Brasil, donde ya trabajaron con numerosas especies y han logrado importantes mejoras en la conservación de animales que se encontraban en riesgo. Nuestro objetivo es elaborar un plan que se traduzca en un compromiso multisectorial para cuidar las especies que estudiamos”, señaló Kowalewsi.

Del encuentro también participaron las investigadoras adjuntas del CONICET en el Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM), Luciana Oklnder e Ilaria Agostini; la investigadora asistente del CONICET en el Instituto de Bio y Geociencias del NOA (IBIGEO, CONICET – UNSa) y el investigador principal del CONICET en el IBS, Mario Di Bitetti. También estuvieron representadas la Administración de Parques Nacionales, la Fundación Eco, el Instituto Jane Goodall, Conservation Land Trust y la Fundación Temaikén entre otros organismos y reservas privadas.

Próximamente se publicarán los resultados en un libro y se instará al estado nacional y a los gobiernos provinciales a que impulsen normativas específicas que permitan la aplicación de las medidas acordadas durante el taller.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad