jueves, 25 de abril de 2019
Novedades

Impulsan un nuevo reglamento para reforzar la seguridad de cunas

Especialistas del INTI están trabajando junto con la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) en una nueva normativa para la regulación de estos muebles.

Con el objetivo de reducir el índice de accidentes domésticos vinculados a la utilización de cunas para niños, el INTI está trabajando junto a la SAP y el IRAM para actualizar la normativa del sector. La reglamentación está centrada en los parámetros de seguridad que deberán cumplir estos muebles, tanto los importados como los que se fabriquen en el país.

El objetivo de la nueva normativa será reducir el índice de accidentes domésticos vinculados a la utilización de cunas para niños.

 

“La normativa que está vigente actualmente es de 1991. En los años que pasaron desde que se publicó hemos relevado (a través del SAP) información vinculada a accidentes y consultas referidas a la seguridad en las cunas, que nos permitieron actualizar la norma”, detalla Sebastián Biassi de INTI-Madera y Muebles.

Una de las modificaciones tiene que ver con el recubrimiento de las cunas. “Hace 20 años los barnices y pinturas que se comercializaban contenían plomo, pero hoy en día este elemento químico no está permitido”, explica Biassi.

Según detalló el doctor Rubén Zabala de la SAP a Clarín (ver la nota), se establecerá una medida mayor a 60 cm para los laterales y una distancia entre los barrotes de 4 a 6 cm. “También prohíbe las ruedas, las barandas móviles, las fundas plásticas de los colchones y los materiales potencialmente tóxicos. Por último, exige un ajuste perfecto del colchón, para que los niños no tengan espacio para introducir las manos o los pies”, destaca.

La SAP también recomienda evitar el uso de juguetes colgantes, bolsas, láminas de plástico y objetos pequeños en las cunas. “Si los barrotes laterales no son fijos, su mecanismo de ascenso y descenso debe ser tal que solo pueda operarlo un adulto y no pueda ser realizado por el niño”, agrega Zabala.

Otro de los aspectos que se modificó es que será obligatorio que estos productos contengan un manual de instrucciones para que los usuarios conozcan qué se debe hacer, qué no está permitido, cómo deben actuar ante determinadas situaciones, entre otras cuestiones. “Lo que buscamos es actualizar los requisitos para que los padres sepan qué recomendaciones deben seguir para evitar accidentes”, resume Biassi.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad