martes, 23 de mayo de 2017
Novedades

Ciencia en los medios: Google lanza su asistente virtual en español

Esta primera versión, que se podrá usar con Google Allo, permitirá tener conversaciones reales con la inteligencia artificial de la compañía

Publicado en El País. 09/05/2017

Por Beatriz Guillen

 

Google ha lanzado este martes la primera versión en español de su asistente virtual. Este solo podrá utilizarse, de momento, dentro de Google Allo, la aplicación de mensajería que la compañía desarrolló el año pasado; pero está previsto que en los próximos meses llegue también en español a su asistente para el hogar Home, a su smartphone Pixel y a los dispositivos que utilicen el sistema operativo Android.

1493994830_018502_1494262826_noticia_normal_recorte1Google lanza la primera versión de su asistente en español. LOIC VENANCE AFP

De la misma forma que Apple ha desarrollado a Siri, Amazon a Alexa o Microsoft a Cortana, el asistente de Google —el único sin nombre de mujer— utiliza la inteligencia artificial para responder a las peticiones de los usuarios. Sin embargo, la compañía de Mountain View ha conseguido que su asistente sea capaz de mantener una conversación, recordar las preguntas anteriores y detectar el contexto. Así, al preguntarle cuándo se construyó el museo Guggenheim, no es necesario volver a mencionar de qué estamos hablando si quieres saber dónde está o qué arquitecto lo diseñó; como si es necesario con Siri o Cortana. Esta memoria es indispensable para mantener una conversación fluida con estas máquinas. “Buscamos que sea una conversación entre tú y Google. Un diálogo en el que se hable de forma natural y en el que también se puedan hacer cosas como reservar en un restaurante o comprar entradas para el cine”, explica Behshad Behzadi, doctor en Bioinformática y el encargado de enseñar a este asistente a conversar.

1493994830_018502_1494258379_sumario_normal

Google Assistant ha tardado, desde su lanzamiento mundial, siete meses en llegar a España y México. Ya está funcionando en alemán, portugués, hindi y japonés, además de inglés. “Pero no es una mera traducción”, explica este ingeniero. El asistente tiene su propia personalidad española, que le permiten entender las bromas y el contexto del país. “La sensibilidad cambia en cada versión”. Así, sabe en qué restaurantes sirven cocido cuando le pides comida típica madrileña o cuándo juega el Sporting si le has dicho que eres seguidor del equipo de Gijón. Behzadi asegura que ya en esta primera fase el asistente está “preparado para ayudar a los usuarios”, aunque se trate solo de una versión beta y lejos de ser perfecta.

La perfección de estos asistentes sería similar a mantener una conversación con un conocido, que sabe cuál es tu rutina, tus restaurantes preferidos, tu equipo de baloncesto, el cumpleaños de tus hermanos o qué hacer cuando estás aburrido. Un conocido virtual que entiende tu voz, tu acento y la intención con la que hablas. Que además contesta rápido y no se equivoca en las respuestas. Ese es el objetivo hacia el que se dirigen tanto Google como el resto de compañías.

El asistente de Google es capaz de recordar las preguntas anteriores para mantener una conversación fluida gracias a la inteligencia artificial.

Para poder conseguirlo, los asistentes necesitan usuarios con los que mantener conversaciones. Gracias al aprendizaje automático, estos aprenden las palabras, los acentos y las expresiones que aparecen en los diálogos. De esta forma, para ser más inteligente y expresarse mejor en español, Google Assistant depende de momento de los usuarios que utilicen Google Allo —la compañía no facilita el número de españoles que manejan esta aplicación de mensajería—. Los algoritmos de machine learning son los que aprovechan las charlas con los usuarios para mejorar las próximas respuestas y tejer mejores conversaciones.

Además de la inteligencia artificial, el asistente de Google cuenta también con la humana. Detrás de los algoritmos, hay un equipo que revisa y valora el contenido. “Son los que se encargan de mantener el nivel del asistente. Para que aprenda español hemos contando con escritores españoles, que son los que se aseguran de que el contexto está bien”, explica Behzadi. En el caso del asistente en inglés, el gigante de Mountain View contrató guionistas de Pixar, Nintendo o de The Onion (la web satírica más famosa de Estados Unidos) para que las respuestas ofrecidas tuvieran sentido del humor. Todo el equipo está dirigido por Ryan Germick quién también controla el equipo que crea los Doodles.

Pero sí hay algo que le ha permitido a Google ser de los primeros en conseguir que su asistente mantenga una conversación real es su buscador. “Nosotros llevamos 18 años en el negocio de ver qué pregunta la gente y cómo ayudarles a encontrar las respuestas. Hemos visto que si el usuario pregunta sobre un restaurante y seguidamente pide la dirección y el menú, se refiere al restaurante que ha mencionado antes. Este asistente es el resultado de agregar mucha información durante muchos años”, describe el líder de este equipo de ingenieros. Así, el asistente es en parte un reflejo de todo el contenido disponible en la web, pero también un intermediario para tratar con otros servicios internos. Es el lugar donde se integran todos los productos que tiene la compañía: mapas, Gmail, fotos, navegador y también el antiguo Google Now.

El camino para llegar a este punto ha tenido parada en los principales desafíos de esta tecnología: conseguir que el asistente pueda reconocer simplemente la voz y convertirla en texto, entender el lenguaje, el qué se está diciendo, después tratar de comprender el contexto, y por último contestar de una forma natural. Hace unos años sería impensable poder conversar con una máquina. Pero el futuro, no solo se va a quedar ahí. Behzadi —quien antes de trabajar en Google era investigador de genética molecular en el Instituto Max Plank— asegura que habrá millones de dispositivos conectados alrededor de nosotros y usaremos estos asistentes para ganar tiempo y poder comunicarnos con todos ellos. Podremos controlar la televisión, la nevera o las persianas solo con la voz y un asistente.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad