miércoles, 03 de junio de 2020
Novedades

Coronavirus, salud y políticas públicas en Argentina: Monitoreo de percepciones y prácticas preventivas

Un equipo de investigación del CIECS (CONICET-UNC) adaptó para nuestro país una encuesta propuesta por la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de obtener datos locales sobre la actual pandemia. Ya presentaron los primeros datos y seguirán recolectando a medida que la situación evolucione para realizar recomendaciones a las autoridades en base a las conclusiones a las que arriben.

Un equipo de investigación del Programa Salud, Enfermedad y Prácticas de Curar del CIECS (CONICET-UNC) adaptó para nuestro país una encuesta propuesta por la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de obtener datos locales que consideren la dinámica cambiante de las percepciones de riesgo de la población, las preocupaciones, la información errónea, las prácticas de protección y las medidas de prevención implementadas frente al COVID-19.

De los resultados de la encuesta se desprende que pocas personas creen que se contagiaran de COVID-19, sin embargo casi la mitad de las personas participantes siente que, en caso de contagio, la infección podría ser severa.

“La encuesta que estamos utilizando fue la que diseñó la OMS y que forma parte de un estudio multipaíses que se está haciendo. Con el mismo instrumento, adaptado a los distintos contextos, usando las mismas preguntas, se evalua cómo el contexto cambia la percepción de todas estas cuestiones: La sensación de contagio, la práctica de medidas de prevención, entre otras. Estamos atentas a estos resultados de otros contextos para poder comparar”, confía Lorena Saletti, investigadora adjunta del CONICET, una de las autoras del trabajo.

El fin fue estudiar en conjunto, entre diversos países sobre esta pandemia, y continuará a medida que la situación evolucione, para realizar una serie de recomendaciones a las autoridades en base a las conclusiones. “Se lo enviamos a tomadores de decisiones que es un público al que nos interesa acercar las conclusiones”, aclara.

La población encuestada expresó que las medidas de prevención que realizan son coherentes con las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación -ventilar ambientes, distancia social, lavado de manos, taparse la boca al toser, desinfectar- y que las fuentes de información a las que se le otorga mayor confianza son la consulta con profesionales sanitarios y la página web del Ministerio.

Con el objetivo de monitorear cambios, la encuesta on-line se distribuyó a través de redes sociales en dos momentos consecutivos, en muestras independientes. El primero fue del 23 al 25 de marzo-2020, coincidiendo con el informe del primer caso probable de transmisión local de COVID-19. La segunda recolección de datos se inició el 30 de marzo-2020, un día después del anuncio de ampliación de los días de aislamiento social y finalizó el 3 de abril. La primera muestra fue de 992 personas, y la segunda se conformó con 418 personas, ambas acordes a la distribución por edad e identidad de género de la población argentina. Participaron personas de las 23 provincias argentinas y C.A.B.A, siendo mucho más alta la participación en la provincia de Córdoba, desde donde se lanzó la encuesta.

“Ahora estamos evaluando la parte cualitativa de la encuesta, para seguir profundizando el análisis de los datos que obtuvimos. Este es un primer informe, un termómetro cuantitativo”, explica la investigadora.

Entre otras conclusiones que se desprenden de la encuesta se destacan como las preocupaciones principales: las personas que viven en la calle, el cierre de pequeñas empresas y la sobrecarga del sistema sanitario. Además, de la primera toma de datos a la segunda, aumenta la preocupación de las personas participantes por no poder encontrarse con familiares y amistades, la inflación, quedarse sin empleo, que la salud mental se vea afectada y sufrir agresiones por parte de parejas. Todos estos aspectos son claves para la salud integral de la población. Asimismo, los sentimientos que genera el COVID-19 se vinculan principalmente con el miedo, la incertidumbre y la angustia, a la vez que emerge un sentido de responsabilidad y cuidado.

Cabe destacar que se consideraron como consecuencias positivas para la sociedad la valoración de la interdependencia social y la posibilidad de reflexión tanto personal como social derivadas de la pandemia.

 

-Para visualizar el informe, haga click aquí

Por Cecilia Wedemeyer. Comunicación CCT Córdoba.

Sobre investigación:

Lorena Saletti, Natalia Tumas, Silvina Berra, Cecilia Johnson y Adrián Carbonetti, del CIECS.

Compartí esta notaTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad